Hay que comer sabroso, hay que abrazar con gozo…

Decía mi papá que la cocina era cosa de ciencia y paciencia, y , aunque él no es chef ni cocinero ni nada por el estilo me llamó mucho la atención su comentario, porque está lleno de razón, pero además porque va mucho más allá de eso. La comida, y lo que implica su preparación va mucho más allá de las fronteras de una estufa o una cocina, la comida inunda los sentidos, la memoria, marca nuestras vidas.

Éste video es un ejemplo de ello y lo quiero compartir con ustedes como parte de la bienvenida del blog. Es una grabación del programa Una tarde de te producido por Canal 11 en el 2004, la canción es Buenas, bonitas y borrachas de Enrique Quezadas y tiene mucho de lo que se pretende mostrar en este blog, el gusto por la comida, no sólo para el paladar sino en general.

La frase que amé: Hay que comer sabroso, hay que abrazar con gozo, si no lo estás viviendo, es que eres bien baboso